1 – Desde Puerto Varas a Ensenada, por Frutillar, Puerto Octay y Las Cascadas Además de las vistas, una de las gracias de la circunvalación al lago Ranco es que la ruta está totalmente pavimentada. Este primer tramo tiene solo 22 km y ofrece diversos accesos a pequeñas playas y desvíos a lugares que valen una visita. Puerto Varas, el inicio de este circuito, es una ciudad perfecta para recorrer a pie o en bicicleta. Entre sus atractivos destaca la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, construida entre 1915 y 1918, en estilo neorrománico. Está sobre un promontorio que la hace visible desde distintos puntos de la ciudad. También existe un circuito peatonal que recorre las principales casas patrimoniales, erigidas entre 1910 y 1941, muchas de ellas declaradas Monumento Nacional, como la Casa Kuschel, Casa Gotslich y Casa Yungel. La costanera también es un paseo imperdible. Aquí se concentra el movimiento turístico de la ciudad, con todo tipo de bares y restaurantes, puntos de información turística y posibilidades de excursiones de pesca y navegación. Otro hito es el Parque Cerro Phillippi, al que se puede subir en vehículo, caminando o en bicicleta. Rodeado de bosques centenarios, desde su cima se tiene una de las mejores vistas a la ciudad. Además, se ofrece un circuito de canopy de 800 metros. Finalmente, visita muy recomendable es el Museo Antonio Felmer, que está en la vecina localidad de Nueva Braunau, 9 km al oeste de Puerto Varas, por la Ruta V-50. Allí se exhibe una notable colección de objetos utilizados por colonos de la época.

Info