Por Sergio Martín Sciacchitano Presidente de NeuquénTur, Ministerio de Turismo de la Provincia del Neuquén

 

Se sienten aires nuevos del lado oriente de la Cordillera de Los Andes. Es que después de 60 años, la provincia del Neuquén (Patagonia Argentina), dio un cambio de timón en su conducción política y administrativa y se encamina a un cambio de paradigma sobre el manejo de lo público, y sobre todo con vistas a un nuevo modelo de desarrollo planteado para la actividad turística en la región.

Es así como desde hace 50 días la nueva conducción del Ministerio de Turismo de la provincia del Neuquén, con el contador Gustavo Fernández Capiet a la cabeza, viene trabajando en ver al turismo en la región con una mirada integrativa, entre la planificación, la infraestructura y la promoción, entre la vinculación estrecha de los ámbitos públicos y privados de manera real y definitiva.

En este nuevo escenario, desde todos los estamentos que componen este nuevo estado provincial, se viene trabajando fuertemente en una verdadera integración binacional entre las regiones chilenas y argentinas a fin de potenciar el vínculo entre ambas partes de la Cordillera. En este sentido, se garantizó la apertura del Paso Internacional Pichachen que une las localidades de Antuco y El Cholar en ambos países, y que permanecía cerrado desde mediados del año pasado. Además, se reestableció el normal funcionamiento del Paso Internacional Mamuil Malal, lugar por donde diariamente transitan cientos de turistas que recorren la zona de los lagos y volcanes, entre la provincia de Neuquén argentina y la macrozona sur chilena.

Continuando con este nuevo escenario, se volvieron a reestablecer los vínculos entre la Ruta Lagos y Volcanes y NeuquenTur. Es así que, desde findes del año pasado, venimos trabajando en distintas acciones conjuntas de planificación y promoción, con el único objetivo de posicionar la “Patagonia” como un gran faro atractor de visitantes de todo el mundo.

Con este panorama por delante y con una actividad turística dinámica, cambiante y en constante evolución, ambas regiones, ambos países, tenemos el desafío inmenso de continuar trabajando con una mirada integral, compartiendo experiencias, actividades, culturas, sabores y servicios. Tenemos el desafió por delante de concretar ese anhelado sueño de un circuito turístico único binacional.  Único no solo desde lo geográfico, sino único desde lo experimental, lo paisajístico, lo majestuoso, lo identitario. Un circuito en donde no existan las fronteras políticas y solo existan lazos de integración y cooperación reales para que el turismo se convierta en un verdadero motor de desarrollo para las comunidades y poblaciones de ambos lados de la Cordillera de los Andes.

El desafío que se nos presenta es enorme, pero estamos convencidos que con perseverancia, planificación y pasión por la actividad turística podremos lograr cada uno de los objetivos que nos propongamos. Es por eso que invito a cada prestador de servicios, a cada hotelero, a cada gastronómico, a cada amante del turismo de ambos países a sumarse a esta cruzada. Entre todos podemos alcanzar grandes logros y generar así cambios estructurales que nos beneficien a todos.

 

Sergio Martín Sciacchitano
Presidente de NeuquénTur

Compartir